Parece el frío se ha instalado en estos días, eso sí. Borrascas y temporales, Lugo con sus nieblas intensas, y, aunque nos abrigamos y nos protegemos, a veces nos olvidamos de nuestros ojos.

federopticos lukus frio

 

En invierno nuestros ojos deben enfrentarse a 2 peligros, principalmente: los ambientes secos y la radiación UV. Veámoslo:

Sequedad ocular

El abuso de la calefacción en lugares cerrados, los ambientes secos, pueden provocar sequedad en nuestros ojos. Detectarlo es muy sencillo: picor o quemazón, como si se hubiese metido un objeto extraño en el ojo.

Para combatir sus efectos, debemos acordarnos de pestañear con frecuencia para hidratar los ojos y, a veces incluso es necesario usar lágrimas artificiales o colirios, algo sobre lo que te orientaremos más en profundidad si te acercas a Federópticos Lukus y nos cuentas tu caso.

Si padeces este síndrome de ojo seco, o este invierno has notado sequedad en tus ojos, te damos unos consejos para combatirla:

  • Acuérdate de pestañear de forma regular, sobre todo si estás largos períodos frente a pantallas y dispositivos.
  • Protege tus ojos del sol con gafas y del viento, cerrándolos incluso si es necesario.
  • Cuida tu alimentación, introduce elementos ricos en Omega 3.
federopticos lukus frio

Radiación UV

El sol es uno de los protagonistas este invierno, así que no hay que bajar la guardia y proteger los ojos de los rayos ultravioleta.

En invierno la luz se dispersa en estos días de niebla, o incide en la nieve haciendo que los ojos reciban hasta el 80% del reflejo. El 90% de los rayos ultravioleta atraviesan las nubes de baja densidad pudiendo causar daños en nuestros ojos. En invierno la posición de la tierra con respecto al sol cambia y éste está más bajo, por lo que es más fácil que los rayos solares incidan directamente en nuestro ojo. A veces no nos damos cuenta, pero podemos sufrir una mayor irritación ocular que en primavera o verano, en que ya estamos siempre preparados para bloquear la luz solar con nuestras gafas.

Es, por tanto, muy importante utilizar gafas de sol homologadas también en invierno, que reducen el reflejo y protegen de otros agentes dañinos como, por ejemplo, el viento frío.

La exposición directa a los rayos ultravioleta sin protección puede provocar queratitis (quemaduras en la córnea) y, a largo plazo, hay que tener en cuenta que el daño por radiación solar es acumulativo, por lo que se pueden llegar a desarrollar patologías como cataratas o degeneración macular.

Por eso, es importante que protejas tus ojos del frío, del viento y de la radiación UV. Para cualquier duda, consúltanos, acércate a Federópticos Lukus y te ayudaremos.

SaveSave